YnÉs

en el mundo una es
sola Fénix en el mundo,
sin igual ni sin segundo.

Pues que soys buen caçador,
hazed con un pañezuelo
un señuelo.

A quien yo haré señuelo
me verná tarde o temprano
a la mano.

Hid delante una dama
y dezilde un donayre
de buen ayre.

Yo yré delante aquella
que no sé sino mirarla
y contemplarla.

Preguntad a una dama
si soys para ser amado
o desamado.

A quien yo preguntaré
ya yo sé qué me dirá,
según os va.

Buscaréys por estas damas
y [email protected]©ys a Beatriz:
tú, mi sola emperatriz.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema YnÉs - Luis Milán