Déjame que me duerma

Déjame que me duerma en mi mentira
Para poder, mañana, abrir los ojos.
Déjame que me engañe y que me diga
Que sí, que soy feliz, aunque a mi modo,

Que ensaye mi sonrisa ante el espejo
Para mirar mi dicha duplicada.
No me preguntaré de dónde vengo
Ni me preocuparé por el mañana.
Déjame que almidone la esperanza
Con que visto la angustia de mi rostro.
Nadie descubrirá lo que me pasa
-no aprenderán su muerte poco a poco-.
Déjame. Yo sé que ellos son felices
Con la simplicidad de sus razones.
Cuando amanezca, vete. He de ser libre
Para llorar a solas, como un hombre.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Déjame que me duerma - Jorge Antonio Dore