Déjame volar

Déjame volar tierra parida
marcado por la placenta de la angustia
Déjame volar y hacer mi nido
en la estrella que llora consternada
porque un cordero no tiene pastor
redil
un poco de agua
y un manojo de hierba

2000


Poema Déjame volar - Julio Iraheta Santos