Muy poco necesito para vivir dichoso

Muy poco necesito para vivir dichoso,

Nada más la rutina

De un poco de café cada mañana.

La tibia certidumbre de la luz

Encendiendo los labios,

Y el rumor cotidiano de tus pasos.

Mi único pecado tal vez sea

Este continuo afán, no saber resignarme

A dejar de tomar esa taza caliente

De café, junto a ti, cada mañana.


Poema Muy poco necesito para vivir dichoso - Miguel Florián