CanÍcula

A veces el deseo
pareciera muerto
pero se queda quieto
fijo en el muro
como una lagartija
bajo el sol intenso
del verano.


Poema CanÍcula - Eduardo Zambrano