Un bel morir

Supe que mis brazos, hace muchos años,
fueron ríos.
Se bañaron ahí muchachas
y acaricié sus cabellos que luego
fueron cantos secados por el sol.
Bajo el puente de los días
ahora sólo quedan piedras.
Hoy pasó una lagartija
blanca.
Sobre las botellas vacías de cerveza
algo pensó.
En el estruendo de su aniversario
la ciudad habla de orgullo.
Supe que hace muchos años, fueron ríos
mis brazos.


Poema Un bel morir - Eduardo Zambrano