Vega de guadalajara (desquan mío cidiello venit…)

VEGA DE GUADALAJARA

¿Cuanta tierra se divisa,
Lejanamente infinita,
Desde la altura serrana
En que se funde la Alcarria
Con la rugosa Campiña
De Guadalajara?

Desde la altura serrana…
Un mundo en reflejos viene.
Hita, la del Arcipreste,
Cónico tacto su cara,
Se vislumbra por oriente
Desde Guadalajara.

En la vega verdeciente,
Henares trasporta el agua,
Pasa lamiendo en el puente
Que cabalgó Santillana,
Y se va por el poniente
Hacia Guadalajara.

La vega en Guadalajara
Primero es verde y temprana,
Anchurosa y reluciente.
Luego junio amarillece
Y la convierte en dorada,
Como Guadalajara.

El Henares, siempre en marcha,
Llega de remotas fuentes,
Sueña y ríe, ríe y danza,
Y tras beberse sus nieves
Asomarse pronto quiere
A la Alcalá musulmana.

(¿Cuántos siglos se divisan,
Al borde de la mañana?)
“Cuando mío Cidiello viene,
¡qué buona albischara!,
Como un rayo de sol sale
Por Wad-al-Hayara”.

Al fondo, cruza la línea
De la Sierra castellana,
De Hita y de Santillana,
¡tan luciente y tan nevada
Desde Guadalajara!

Vega de Guadalajara.
¡Pórtico de la Alcarria
Castellana!


Poema Vega de guadalajara (desquan mío cidiello venit…) - Juan Pablo Mañueco