Mester malo de viejo pastor alcarreño

MESTER MALO DE VIEJO PASTOR ALCARREÑO

Vinieron los sarracenos
Y nos molieron a palos
Que Dios ayuda a los malos
Cuando son más que los buenos.

Eso refiere la copla
Y tal vez que sea cierto
Por eso yo me convierto
Según el viento que sopla.

No quiero más varapalos
Ni entrar en más discusiones,
-que son siempre disensiones-,
Ni con buenos ni con malos.

Tal criterio me señalo,
Que avaras fueron mis varas,
Evitarme cosas raras
Y ahuyentar de mí los palos.

Ni estoy con el río Henares,
Ni con el río Bornova,
Ni soy hijo de la loba
Ni cordero que cenares.

Así es y así te lo balo:
óyeme, pues te lo advierto,
Que yo siempre me convierto
Ora en bueno y ora en malo.


Poema Mester malo de viejo pastor alcarreño - Juan Pablo Mañueco