Fonda, permíteme que me esconda

Fonda, permíteme que me esconda
que viene tras mí la ronda.
Ay si me llega a pescar
a donde ire yo a parar.

Fonda, yo vengo monda y vironda
Mui jarifa* y mui foronda
Ay si me antecogen assí
no sé que será de mí.

Fonda, la casa de Trapissonda *
me aguarda, oscura y hedionda

Ay si en ella vengo a dar
sin duda habré de hilar.
Fonda, yo no hallo quién me responda
con ser que vengo redonda
Ay, no quisiera temer
pero me pueden coger.

*Jarifa: excitada
*Trapissonda: cárcel

Anónimo. (“La ronda era una vigilancia de todas las noches,
que aún en 1871 se hacía, capturando a cuanta gente sospechosa encontraba.
Se nota que se trata de una mujer de la vida liviana,
pues dice que va muy adornada y guapa.” Luz Méndez de la Vega)

(Encontrado por la crítica y escritora Luz Méndez de la Vega entre 1960-1970, en el Archivo General de Centro América, y publicado en el libro “El amor en la poesía inédita colonial centroamericana”,enero de 2003)


Poema Fonda, permíteme que me esconda - Epoca Colonial de Guatemala