Reflejo i

Te beso
y me beso
sólo existe un hueco sordo
en medio del cuerpo

Nadie
mitiga
su calculado destino:
la soledad

Te abrazo
y me abrazo
nómbrame
y seré creada

Sólo existo
en el corazón de Otro

Tus labios
me paren
porque la vida
finalmente

no olvida que existo


Poema Reflejo i - Johanna Godoy