Un sueño de dios

Cuando tú y yo hacemos el amor
Nos asisten todas las flores de la tierra
Los ingrávidos besos de los cardos
El cardíaco semen del manzano
Las rosas que elegí para tu nombre
Y los alelíes que no sé cómo se besan
Pero cuando somos el amor
Cuando lo éramos y cuando lo seremos
Dios se acuesta con la eternidad
Para engendrar la primavera
Que trae una ofrenda de Canciones
Para ti que fuiste un sueño en demasía
De Dios cuando duraba solo.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Un sueño de dios - Jorge Lemoine y Bosshardt