Un gesto tuyo contiene la eternidad

Estábamos predestinados
Pero no quiero que seamos destino
Quiero algo más mágico
Una abeja que elige una flor en la pradera
Y eras tú
Dios que escribía una poesía
Y éramos nosotros.
Tú que te bañabas en un océano total
Y eran mis besos.
Un gesto tuyo contiene la eternidad
Pero a mi amor no le bastan las
Palabras
Quiero comerte, beberte al tiempo
Que me respiras y masticas
Los dos con dimensión de atmósfera
Humo en la niebla
Silencio y canción
Lámpara y sombra
Mezclados infinitesimalmente en
El vientre de un átomo
Infinitamente unidos.
Tal vez es nuestro amor que escribe
La poesía. y es dios.


Poema Un gesto tuyo contiene la eternidad - Jorge Lemoine y Bosshardt