Reloj de arena iv

*
Quedo como esos últimos globos
que entre serpentina y polvo,
se aferran a los muros del salón de fiestas.
Un año más.
Parece que ahora tampoco reventé.
*
A lo largo del camino
lo que parecía una piedra,
fue apenas un discreto mojón de vaca.
Y no hubo moscas que me previnieran.


Poema Reloj de arena iv - Eduardo Zambrano