Reloj de arena i

*
Parte a la mitad
esa manzana:
ahora tienes dos mariposas.
*
El ojo no toca la rosa,
pero la abre.
*
En el parque
una pareja
empieza a confundirse
con un arbusto.
*
Y qué tiene de malo
que dos ramas de un mismo árbol
besen sus hojas.


Poema Reloj de arena i - Eduardo Zambrano