Pero digo que hubo sitio

Pero digo que hubo sitio
para los ojos
y para las manos.
Quiero decir que fue el lugar
del tacto
y la mirada.


Poema Pero digo que hubo sitio - Ruth Toledano