Los mamÍferos

A Marcos y Eva

La naturaleza nunca imaginó

La unión de estos

Animales tan bellos.

Fieramente humanos,

Animales de sangre caliente,

No templada ni helada.

Mamíferos puros,

Auténticos

Animales en vías de extinción.

Sin pertenecer a la misma familia

Cruzaron su sangre

Hasta hacerla idéntica.

Más mamíferos que otros

Mamíferos,

Son grandes animales

Grandes.

Animales frágiles como

Trozos de arena.

Animales fuertes como

Acantilados.

Como granos de arena pura.

Hermosos ejemplares:

Se Aman.

Tiemblan con la misma intensidad

Con la que

Lloran, ríen o

Gimen su particular

Alfabeto emocional.

No los unió la desesperación

O la desolación de la especie.

Los une la frente alta.

Su excepcional condición

Mamífera

Hacen preciosa su

Triada de comportamiento:

Crían y cuidan a su prole

Como les dicta su sangre ardiente.

Aman y amamantan

A sus crías

Con palabras nutricias.

Se comunican con todo lo

Que puede: palabras, risas,

Lágrimas,

Palabras preciosas y precisas,

Palabras que aman

Casi mejor que ellos

Y juegan: juegan a hacer

Literatura del mundo,

Y hacen un mundo más literario.

El sistema límbico,

Propio de todo mamífero,

Fue hermanado y compartido

Para soportar un mundo

En el que los monos

Se comen a las palomas.

Su sistema límbico común

Extirpa el diablo de sus ojos

Y les permite

El amor.

Los une la frente alta.

Denominador común de los

Mamíferos buenos

Que dominan las funciones

De planificación, empatía,

Y sentimientos altruistas.

La frente alta

De los mamíferos con conciencia

Y compromiso en bajito.

Es posible, incluso,

Que la frente alta,

Propia de los mamíferos

Bellos

Persiga el sol o la luna,

Un cielo bajo el que vivir

Y un suelo de arena

Dónde posar

Sus extremidades

Apareadas.

Porque nunca pisarán

Sus pies

Los castillos y costillas

De la arena virgen.

Estos mamíferos hermanos,

Amados y amables,

Se despojan

Y descubren

La piel fina

Que protege sus órganos más delicados.

Porque cuando están juntos,

En el mundo hace menos frío.

La hembra era un animal

Gravemente herido.

Sobrevivió al hambre y al frío.

Al ataque de otros animales

De la misma jauría.

El macho también

Ha sido vulnerado,

Porque el mundo hiere fuerte

A los nobles.

No es casual que

Estos mamíferos

Se amen.

No es casual

Su monogamia y su prole

Compartida.

No es casual que se amen.

Es necesario.


Poema Los mamÍferos - Eva Vaz