Nueve rayas de tiza i

Ahora, más que nunca

Se creían valiosos.

Orígenes y duelo

De toda una pasión, de verdadera prole

De asesinos, de manchas

En la pared, donde la lluvia

Consolidó el disparo

O vocerío entre las aguas. Polvo

De amor; de lo que ellos llamaban

Amor.

Se creyeron tan dignos,

Tan magnánimos jueces

De una historia aprendida en cartillas de escuela.

Fuera como si otros, alguien,

Desde arriba, de lejos, de las nubes

Hubiera hecho el papel de intermediario

Alzando

Tanta miseria,

Echándola a voleo sobre las cabezas.

Y cuando aquella historia

Definitivamente acaeciera

Otra resucitaría. Y serían ellos

Los que yéndose al muro de las lamentaciones

Volverían a hablar

De su origen y de sus emblemas

Sin que nadie les escuchara.


Poema Nueve rayas de tiza i - Agustín Delgado