La dama

No queráis allá trocaros,
que quereres estrangeros
sabrán mejor agradaros
pero no tan bien quereros;

y si sois d’amor vencido
mi firmeza y vuestro olvido
lloraréis
cuando engañado os halléis.


Poema La dama - Diego Fernández de San Pedro