Caricias tan sutiles

Caricias tan sutiles
Puede darlas
La suavidad del viento
Cuando mece,
Las más frágiles ramas.
¡No le acaricié nunca!
Te dirás extrañada,
Y es que ignoras,
Que tu sola existencia,
Es hermosa caricia
Mil veces regalada.
Acarician tus ojos,
Tu talento,
Caricia es tu color, tu piel,
Tu acento.
Todo acaricia en ti
Y si en ti pienso,
Acaricias también
Mi pensamiento:
Suavemente
Como acaricia el agua,
Suavemente
Como acaricia el viento.
Y aunque nunca tus manos
Y las mías
Entrelacen sus dedos
Y roce mi mejilla
Tu mejilla,
Sentiré las caricias
Voluptuosas,
Que me da tu recuerdo.
Tu recuerdo alma mía
Que acaricia y lastima.
¿Por qué me tienes tú?
Yo, no te tengo.
¡Vives radiante!
Yo, de amor me muero.


Poema Caricias tan sutiles - William H. González