En la curva de otro cielo

Me niego a que te llames ausente
a que respondas envíos
te contamines con aviones
pasillos y transportes
ni siquiera en el sitio
que tus pies hayan reconocido

Me niego a que te confundas
con esas nubes en últimos silencios
que te conformes con una voz lunar
empobrecida por múltiples tormentas

Alguien cerca habla noentiendos
y creo que te escucho
acorralada en la curva de otro cielo

Nada será simple en otoño
pero no acaban las flores
no se pierden los poros infinitos
donde perfuma el atardecer

Es parte de una historia
que olvida las ausencias
abriendo claraboyas
espejos y balcones


Poema En la curva de otro cielo - Roberto Bianchi