Con llamas espumosas

Me gustan los lugares espumosos
Esos rincones con monstruos de pelusas
Los bolsillos inefables de los pordioseros
La melena de las palmeras que se han ido a otro planeta
La boca de un Dios muerto comiéndose
Una nube
Algunas tardes tristes, grises
Con manadas oceánicas de lana
El cuello de las palomas que se evaporaron
Los cadáveres de las fogatas en la tierra
La llama de los candiles
Las habitaciones donde aún no ha muerto nadie
Las entrañas aéreas del pan.
Me he hecho amigo de las alfombras
De la ropa vieja que nunca se regala
De los diarios con historia arrepentida
Del nido lunar de las gallinas
Y hasta casi del blanco pubis de las olas.
A veces he llegado a ponerme las manos en el pelo,
Buscando lugares espumosos


Poema Con llamas espumosas - Jorge Lemoine y Bosshardt