A una dama muy hermosa y de mucha gracia

Diferencia peligrosa
tienen, y que siempre dura
sobr’esta cuistión dubdosa:
¿cuál os hará más hermosa,
la gracia o la hermosura?
La gran hermosura dize
qu’ella os da la gracia a vos,
y como no se desdize,
la gracia la contradize
porqu’es la misma de Dios,

y porque en vos se contiene
perfectión tan verdadera,
que gloria grande les viene
a la tierra porque os tiene,
y al cielo porqu’os espera.
Y al que os hizo tan preciada
suplica mi fe segura
qu’os haga en todo acabada,
porque no’s fallesca nada,
como el rostro, la ventura.

Cualquiera bueno acabado
adonde esfuerço se siente,
se hizo hecho loado;
aunque es su bevir passado
su memoria está presente.
Pues assí mi pensamiento,
en cuanto Dios fuere Dios,
se cuenta por este cuento,
porque tuvo atrevimiento
para loaros a vos.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema A una dama muy hermosa y de mucha gracia - Diego Fernández de San Pedro