Una sirena: tú

Yo, atado todavía
Al mástil del recuerdo.
Pero, ¿dónde estás, dónde,
Cantando dulcemente
Muy dentro de la sangre,
Más allá de las horas
Que teje la distancia?
Temo quizás hallarte
Menos bella que entonces,
Menos clara y azul
Que las constelaciones
Que entonces alumbrabas.
Pero, ¿dónde estás, dónde?
¿Por qué sigues cantando
Tan dentro de la sangre,
Por qué tus manos vienen
Del fondo del recuerdo
Para apretar el nudo
Que asfixia mis muñecas?
¿Dónde estás? Tal vez seas
Esta noche imposible
Que se estrangula, muda,
Al pie de mi ventana.


Poema Una sirena: tú - Carlos Vaquerizo Torres