Soneto a antonio mohedano pidiéndole que pinte a su dama

Pues son vuestros pinceles, Mohedano,
Ministro del más vivo entendimiento,
Almas que le dan vida al pensamiento
Y lenguas con que habla vuestra mano,

Copiad divino un ángel a lo humano
De aquella que se alegra en mi tormento,
Porque tenga a quien dar del mal que siento
Las quejas que se lleva el aire vano.

Cuando el original me diere enojos,
Quejaréme al retrato, que esto medra
Quien trata amor con quien crueldades usa.

Mas temo que quedéis, viendo sus ojos,
Como quien vio a Campestre, o a Medusa:
Enamorado, o convertido en piedra.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Soneto a antonio mohedano pidiéndole que pinte a su dama - Pedro Espinosa