Quietud de la noche

Más sentado contemplando
Imagino más allá de él, espacios sin fin y sobrehumanos silencios
Y una quietud hondisíma
Tanta, que casi el corazón se espanta

Y como oigo expirar el viento en la espesura
Voy comparando ese infinito silencio con esta voz:

Y pienso en lo eterno, y en las estaciones muertas, y en la presente viva, y en su música
Y asi, en esta inmensidad se anega el pensamiento:
Y naufragar en este mar, es dulce

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Quietud de la noche - Susana Valles