Prohibido estacionarse en las aceras

“Prohibido estacionarse en las aceras”.
Será mejor hacerlo en media calle,
es larga la avenida y ancho el valle
para esparcir el alma en nuevas eras.

Y si acaso las dulces sementeras
logran hacer posible que se acalle
el palpitar ardiente, ese detalle
que nunca ha de faltar en las quimeras,

entonces retrocede en el camino,
aléjate en la barca del destino
y pon punto final a la memoria.

Viaja hacia atrás, al punto de partida
y olvida que en el juego de la vida
te llevaste el timón de nuestra historia.

S. S. diciembre 28/02


Poema Prohibido estacionarse en las aceras - María Cristina Orantes