Pequeña revelación

Hoy soy de pronto otra vez libre.
El sol no me iluminará más
con incolora visión, claridad
que todo lo hace improbable.

No me dejo guiar más por
la desesperada razón, yo
desperté de una película lenta
en la cual nadie al hablar se equivocó.

Hoy no me arrepiento más de nada.
Hay una iglesia para cada error
y una plegaria para cada pérdida,
una palabra de paz para cada batalla.

Respiro, lleno mis pulmones con
felicidad. Una suave iconoclasia
corre por mi cabeza, una larga corriente
de pensamientos hacia una nueva existencia.


Poema Pequeña revelación - Michel Krott