Pequeña historia de amor

Regreso a los días de calendario,
tránsito casi espiritual.
Me remueve ese ángel que lleva en sus angustias
cualquier mujer,
ando el vestido salpicado de impavidez.
El amor fue como una bisagra lista a abrirse
como mis ojos, como latidos.
Ya asaltada en esta razón
una mano invisible
se sumerge bajo mi pecho.
Sacudo el resto de espesor que dejó en mis labios
los besos de un pasado mordaz.
La amnistía no es para los pobres y mucho menos
para los que no han aprendido a olvidar.
Comienza abril y no pierdo mi tiempo en recordar,
el manto de capricornio embistió mis rotulas,
la historia quedó arrodillada
a la mitad de la puerta.


Poema Pequeña historia de amor - Mayra Oyuela