Para su gloria

El panorama artístico italiano
señala su razón y su presencia
tras el contorno alegre y cotidiano
que guarda de otros tiempos… la excelencia.
Donde la piedra inerte tomó forma
en mezcla con el alma y la aventura
por una proyección que se transforma
en magia que abortó la arquitectura.
Todo parece eterno en el modelo
todo revela gran magnificencia
todo nos dice lo que fue ese anhelo
todo nos habla allí de persistencia.
El jónico formando el palatino
de auroras cinceladas y de audacias
aflora en su perfil alabastrino
un arte de elevada arístocracia.
El arco nivelado en la estructura
de Severo Septimio es ese vuelo
que supo competir con la blancura
del mármol semejante al terciopelo.
Nada se pudo comparar al hecho
sublime del instante milagrero
nada pudo romper aquel derecho
de genio inspirador y su sendero.
De lo que allí quedó y el tiempo sella
plasmado para siempre en la memoria
de lo que fue sin dudas una huella
del hombre en su tesón… para su gloria.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Para su gloria - Ernesto Cardenas