PÉsimo estatus para un cayo el domingo

Todo es tan relativo
Que por mucho que navegue
Tendré horizonte por delante
Tan inalcanzable, como siempre
Ahora me invento ese sueño reiterado:
Vas a aparecer desde la nada
silenciosa, necesaria
Ventaja de las estrellas, ¿no?
Puede que ya ni existan
Y son recordadas por años
Luz que atraviesa y queda clavada
A todo el que, al menos, una vez alzó cabeza
En noche de amor, o desconsuelo
Todo es tan relativo
Que ni la soledad es absoluta
Porque pasaste
estás.


Poema PÉsimo estatus para un cayo el domingo - Jorge Bousoño González