Naturaleza muerta

Sobre coágulos de mármol las hilachas rojizas
Cuando el azúcar se desprende y muere

Al fondo de la taza de café de verano.

La cuchara de plata

El cigarrillo rubio

Yéndose lentamente

Azulada pavesa

Entre cenizas ralas y círculos de sopor

Yéndose.

Bajo la soledad de las maderas del salón milenario

En este reposo del mediodía

Ligeramente predispuesto a las palabras suaves

“Ángel azul

Festivales de amor plateada orla

De sueños”.

Dejó el líquido una red de espuma

En el borde de la taza disimulando aferrándose

El resbaladizo tiempo cristalino.

El ticket con el precio

El vaso de agua

Las cerillas

La mancha inmóvil calurosa empedernida

Muerta.

Me pegaría un tiro.


Poema Naturaleza muerta - Agustín Delgado