La beneficencia

Ángel radiante en el Edén creado, Dulce consuelo al humanal gemido, Plácido orgullo de las nobles almas, Yo te saludo. No a ti los hombres […]



La noche

No para mí los anchurosos valles, ¡Oh sol! coronas de precoz espiga; No a mi placer consolador majuelo Dora tu llama. No yo a gozar […]



La manía de viajar

Epístola dirigida en julio de 1845 A mi amigo y padrino El excelentísimo señor don Mariano Roca de Togores, Marqués de Molins. No sé si […]



El carnaval

Hic summa est insania. Horacio. Callad, no me sopléis, diosas del Pindo, Y tú, crinado Apolo, aparta a un lado, Que hoy de tu numen […]