Náufraga onda

¡Náufraga onda, i cómo leda frente tuya, mientra ocio fácil posseía, otra vez me a engañado, que creía siempre tranquilo tu cristal luziente! Ya no […]



Quiero mi grave tormento

Quiero mi grave tormento en silencio padecer, pues assí usurpa el temer la fuerça al atrevimiento. Mas no es mi fuego tan lento qu’el humo […]



Menoba, que con turbia

Menoba, que con turbia i alta frente buelas veloz al gran Tarteso río, horrible a fuerça del pluvioso i frío Austro, la selva oprime tu […]



Aunque pisaras

Aunque pisaras, Fili, la sedienta arena qu’en la Libia Apolo enciende, sintieras, ¡ai!, que el Aquilón me ofende, i del yelo i rigor la pluvia […]



En tan lento resistir

En tan lento resistir i en incendio tan severo poco a la razón espero i mucho temo al vivir. Una ley vengo a sentir cuya […]





Queriendo pintar un pintor

Queriendo pintar un pintor la figura de Apolo en una tabla de laurel. Mancho el pinzel con el color en vano para imitar, ô Febo, […]



Almo, divino sol

Almo, divino Sol, que en refulgente carro sacas i ascondes siempre el día, i otro i el mismo naces tras la fría sombra que huye […]



Ai, amarilla selva

¡Ai, amarilla selva, que desnuda yazes, i en cano i yerto Humor cubierta, cómo tu hórrida faz en mí despierta nuevo mal a mi incendio […]





Corre con albos pies al espacioso

Corre con albos pies al espacioso Océano, veloz Tarteso río, assí no ciña el abrasado estío tu dilatado curso glorïoso; i di a mi ardor […]



Sube, frondosa vid, i en estendido

Sube, frondosa vid, i en estendido ramo corona la desnuda frente deste infelice povo, que al corriente cristal yaze, de honor destituido. Sube, assí no […]



No se causan mis enojos

No se causan mis enojos, ô Clori, de ajenas glorias; otras temidas victorias dan lágrimas a mis ojos. No envidio dulces despojos de amante favorecido, […]



A la riqueza

A la riqueza ¡Ô mal seguro bien, ô cuidadosa riqueza, i cómo a sombra de alegría i de sossiego engañas! El que vela en tu […]



Al clavel

Al clavel A ti, clavel ardiente, invidia de la llama i de l’Aurora, miró al nacer más blandamente Flora: color te dio ecelente i del […]