Ay, amor, a quántos tienes

¡Ay, amor, a quántos tienes
cativados
que no te son obligados!

Cativas el coraçón,
ques razón que no catives;
no te goviernas ni bives
por derecho ni razón;
tiene muchos tu afición
cativados
que no te son obligados.

Fin

Cativaste mi querer
do mi fe recibe engaño
y no miras quanto daño
se me puede recrecer.
¡Quántos tiene tu poder
cativados
que no te son obligados!


Poema Ay, amor, a quántos tienes - Juan Del Encina