Árboles

Los contemplo en mi sueño,
Despiertos y elegantes…
Quietos ellos;
Yo inmóvil.

Se extienden ellos, plenos, musicales.
Mis pies, fijos, envidian su feliz
Viaje.
Ellos frutales o floridos;
Estéril yo, sin centro.

Saben quién soy,
Y yo – ignorante de su ser – los miro
Como ajenos a mí – lloro sin lágrimas-.

En sus ramas mejor cantan los pájaros.

Bajo sus hojas es la sombra vida.

El cielo los convoca para el vértigo sacro.

Ahora y siempre se escucha bajo tierra
Un silencio: la paz de su semilla.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Árboles - Luis Ángel Barquín Villaverde