Aphyosemion australe

Era alegre y travieso.

De un radiante color verde las aletas y el vientre.

De colores el arco que describía a su paso.

Como un pájaro volaba por la gran superficie,

Salpicaba las mesas, empapaba manteles,

Y perseguía en las sombras un destello,

Una ráfaga, un sonido.

Él era la alegría de la enorme pecera.

Cada vez que su lomo, de verdes y esmeraldas,

Saltaba por el aire, por el fondo y las rocas,

Sorteando el peligro y los afilados dientes

De otros peces mayores,

Daba raros reflejos de colores brillantes

A las paredes sin luz de nuestra casa.


Poema Aphyosemion australe - Elsa López