A la soledad de un mal de amor

Ven a mi soledad… que no hay espejos
En donde no me mire yo sin verte,
Que es oscura la luz cuando te marchas
Y sabe a pan el hambre cuando vienes…
Ven a mi soledad… Que tu palabra
Descerraje el silencio para siempre,
Que el arado temprano de tus besos
Ponga un sueño de surcos en mi frente.
¡Ven a poblar la casa en que no habito
Y aventa la ceniza de mis sienes,
Que no quiero esperar toda una vida
A que se llame como tú la muerte…!


Poema A la soledad de un mal de amor - Ramón Graells Bofill