A caza de un hilo fijo para sostener la tiniebla

A caza de un hilo fijo para sostener la tiniebla.
A causa de mi guardián bajo llave que suscita el libre albedrío.
Al margen de mi imagen.
Al margen de vuestros soles.
En la queja comunicable a tientas de no ser lastimados.
Al acecho de no ser en trunco día la perdida revelación.
En el amor irreductible a mi puño, el amor con aureola
De perfil y sibilino en mi sien,
En la siesta de la serpiente y el locuaz,
La gran araña del viento en mi pecho, la helada flor en
Mis umbrales.


Poema A caza de un hilo fijo para sostener la tiniebla - Juan Sánchez Peláez