Xvii (lo callado del silencio)

Deseamos Buena Suerte
A la devota agua de nuestra Isla
Que destierra surco oleaje amigo
Con un amargo
Hasta Luego
Por vecina cacería
Donde se heredan los no reclamados
Hijos de la Noche
Hábito
De la única hembra
Llamando ausente
Dolor
Que tan sólo abraza
Un azul silencio en sombra
Justo
Cuando nuestro laberinto tálamo
Entra en oración continua
Bajo
El alado cuello del día


Poema Xvii (lo callado del silencio) - Milagro Haack