X

Suena vieja música de esparto

En las estancias negras, en el ojo gris.

Viejo polvo de muerte baja

Sobre los hombros a las piernas óseas.

Cera del candelabro se alza

En metralla de lenguas de sangre.

Surca el techo una punta de lava

Dilapidándose en dos, allá y acá.

Huele a corteza verdosa de brujas,

A humo de aceite esparcido en la bóveda.

Las tráqueas chirrían

Y se comban en curva de cáliz.

Suena viejo barro afuera de las puertas,

Viejas pisadas como engrudo de plomo.

Rompe la noche a desgajarse en fuego.

Rompe el mundo.


Poema X - Agustín Delgado