Te escribo

como quien tira los dados de la duda
en una grieta del corazón.

Te envío cartas que saben que no saben
decirse por sí solas.

Te llamo para buscar el tesoro
que escondimos detrás de la maleza.
Te hago señales de luz
desde un faro de cera.

El latido de la pasión suena a timbales.
El aire huele a tu piel,
rincón del paraíso sin cerrojos.

Tu sangre retumba en mí
como una caracola.

El tiempo hilvana con levedad de musa
nuestros besos.

Te escribo, te nombro,
entre un rumor de mar y campanarios.
Te entrego mi amor de imán convaleciente.
Y si se rompe el hilo hacia mi orilla
dame a beber la cicuta de Sócrates.

De : Dados y dudas


Poema Te escribo - Amalia Iglesias Serna