Versos para recordar la paz

Tráiganme un pedazo de pan
A la boca de mis templos.
Hagan de mis manos un sendero,
Un manantial de corazones
Para borrar la sed.
Denme una clave, una sonata
Para apaciguar esta ira:
Huracán de mis pesares.
Tengo una cruz pegada
A tus misterios y falsedades.
El cielo no es más que un símbolo
Para encerrar nuestros anhelos,
Nuestros delirios más innatos
Y nuestra voluntad.
¿Qué hay dentro de este morral?
Simplemente más corazones
Que se vierten sobre la sangre.
Mentes girando en el devenir,
La saciedad de mis huellas
Y el horizonte angelical
De la mirada de un niño.
Aquí están mis pesares, también,
Germinando en mis rutinas,
Enarbolando la utopía:
Razones que mi lengua proclaman
Dentro de una constelación
De suspiros.
¡Ay de esta noche y sus guijarros!
¡Ay de esta luna y sus sonrisas lascivas!
¡Ay de este río de nubes canoras
Que desbordan callares!
El tiempo parece hielo,
Flor de Izote,
Corro viral,
Manto que de engendros se cubre.
Mis entrañas son el destino
De un crepúsculo ancestral
Y un eclipse generacional:
Explicación de lo desdicho.
Las uvas están en su gajo.
Sólo falta una garra dental,
Una fiera arrepentida,
Un pedestal de uñas que quiera
Un señuelo eternizar,
Dentro de lo que la luz aún pueda sonrojar.


Poema Versos para recordar la paz - Jorge Humberto Haguilar