Tengo pocas cosas

Tengo pocas cosas, todas erradas, débiles:
Recuerdos como lloviznas, un apellido que pronto olvidaré,
El corazón lleno de incertidumbres, los ojos heridos por el otoño.
Ayer enterré a mis muertos, cerré sus ojos y besé el hielo de sus frentes.
Y después lloré hasta quedarme sin lágrimas,
Solo bajo la luz de una lámpara, rodeado de fantasmas,
Sepultado vivo en un mundo que no me ve, no me habla ni me oye.


Poema Tengo pocas cosas - Carlos Barbarito