Tarde de julio

Tu carta se quedó inacabada

En el último renglón de la melancolía.

Llueve.

La habitación, casi a oscuras,

Es una burbuja.

Detrás de los cristales

Un cielo impetuoso

Golpea lo que debiera deshojar;

Verdes ramas

Que hubieran debido ser nuestras

Y son de la tempestad y de la lejanía.

Crece la humedad entre las piedras

De la casa que guarda a contraluz

Otras vidas que fueron

Realidad y sueño, prisioneras del tiempo.

Ellas conocieron también

Esta verde soledad mojada de frío;

Gotas de lluvia verde cayendo solas,

Mojándonos de ausencia, mojándonos de sueño.

Mojadas están las cartas que escribió

La melancolía de la vida que huye

Cuando tú no estás y la tarde

Es tan sólo una tormenta de verano

Y de nunca más.


Poema Tarde de julio - Angeles Carbajal