En esta tarde de jardin vacio

EN ESTA TARDE DE JARDIN VACIO,
Estoy ardiendo en versos que no nacen.
Los siento, sin cabeza,
Remover el caudal de sangre virgen
– alfilerazos hondos –
En las hebras ausentes de mi alma.
Tiritan las estrellas
Y tirita mi cuerpo, azul con ellas.
Los eucaliptos mecen la distancia
Que anuncia el contrapunto
Del silbido de un tren que se desgarra.
Me faltas.
Como el viento al molino
De alma crucificada, rueda inútil;
Torrente de agua oculta
Que espera al zahorí de manos blancas
Para hacerse paloma.
En esta soledad, sueño contigo…
Entre nubes azules,
Mil mariposas ciegas, nos descubren,
La densa geometría
De triángulos rizados que se besan
Y deshago amapolas cuyos pétalos, buscan
Su tibia sepultura en tu regazo.

Al despertar
Las manos, como ajadas –
Mil bocas en mis labios
Acechan los caminos de la luna
Por los que, a veces, bajas.
Y es en vano la espera,
Hundiendo el remo lejos de tu barca.


Poema En esta tarde de jardin vacio - Rafael Valero Oltra