Spinoza

Nadie sabe lo que puede un cuerpo

B. S.

Tener un cuerpo es mucho,

Es poseer el alba,

La humedad de las noches,

Y el agua entre los labios

Cuando la sed nos llama

A crecer, cuando envuelve

Con su frescura el alma.

Es penetrar la carne

Secreta de los árboles,

Y adivinar el vuelo

Oscuro de los pájaros.

Es dejar que las horas

Acaricien la piel

Con su sol imposible.

El páramo lejano,

El dolor, el silencio

De la boca que amas.

Es tener unas manos

Y unos ojos, y un pecho,

Y una mujer dormida,

Y un dios, y la ceniza

Del tiempo. Y la palabra.


Poema Spinoza - Miguel Florián