Soledad

Así cual yo de sola nunca hubo
mujer en soledad sobre sí misma.
Gigante de arrebatos y amores
y sola, solitaria yo conmigo.
Absorta o discurriendo acompañada
consumo soledades a mareas.
Siempre quedan otras, las atroces,
bramando por saltar conmigo alturas
desiertas y en olor salvaje eterno.

La sola que soy yo dentro me turba,
arrasa mi razón y me condena
llevándome transida por el mundo.
En vano dicen verbos a mi oído
o cantan plañideras oraciones…
Si augusto es el silencio que se aísla,
a él yo me encamino sin descanso.


Poema Soledad - Carmen Conde