Silenciosamente

Silenciosamente, voy por la pendiente, voy por la pendiente de la Eternidad… Ni cariños traje, ni cariños llevo, y en mi senda larga, si aprendí […]



Jardines de silencio

Si te callas y meditas has de ver que en silencio son las almas infinitas. Fernández Ardavín. ¡Es inútil que así llames!… No entrarás en […]



Tu amor es un martirio

Por tus manos de cera, por tu frente de lirio, por tus senos – dos rosas de castilla en botón-, ¡tu amor es un martirio […]



La muerte pasa

La muerte pasa frente a mi casa… Yo la contemplo desde el balcón y de improviso gritar quisiera: “¡Venid, Señora, que ya os espera desde […]



Resignación

Oh, señor, nada inquiero!… me resigno y espero, sin temer que se apague mi estrellita de Fe… Sabes bien que mi vida de cansancio se […]



El retorno

Mañanita de abril, ¡abre tus rosas! ¡y perfuma tus auras rumorosas! ¡y entona con tus aves tu canción!… ¡Mañanita de abril, tibia y ufana! ¡Entra, […]



El cristo de mi cabecera

Cuando estaba solo… solo en mi cabaña, que construí a la vera de la audaz montaña, cuya cumbre, ha siglos engendró el anhelo de romper […]