Resignación

Oh, señor, nada inquiero!… me resigno y espero, sin temer que se apague mi estrellita de Fe… Sabes bien que mi vida de cansancio se […]



El retorno

Mañanita de abril, ¡abre tus rosas! ¡y perfuma tus auras rumorosas! ¡y entona con tus aves tu canción!… ¡Mañanita de abril, tibia y ufana! ¡Entra, […]



El cristo de mi cabecera

Cuando estaba solo… solo en mi cabaña, que construí a la vera de la audaz montaña, cuya cumbre, ha siglos engendró el anhelo de romper […]