El retorno

Mañanita de abril, ¡abre tus rosas!
¡y perfuma tus auras rumorosas!
¡y entona con tus aves tu canción!…
¡Mañanita de abril, tibia y ufana!
¡Entra, llena de sol por mi ventana,
y lléname de luz el corazón!…

¡Que arrullen las palomas en mi alero!
¡Que desate sus trinos el jilguero
madrugador!…
…y en el viejo pilón abandonado,
¡que sacuda sus rosas el granado!
¡y que vuelva a cantar el surtidor!…

Hoy tiene que venir mi compañera
– la que con fe mi corazón espera –
y quiero, mañanita de ilusión,
que al llegar el amor de mis amores,
¡me llenes, con tu sol y con tus flores,
de luz y de perfume el corazón!…



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema El retorno - Rubén C. Navarro