Reverdecer

Soy un árbol que tiene varias ramas marchitas
Como un injerto mustio incapaz de dar flor.
En el bosque tupido me rodearon de zarzas
Y creció mi angostura como un río sin voz.
Desdeñaron las aves anidar en mis brazos;
Mi sal hizo vigente la leyenda de Lot,
Y el bisturí del tiempo me grabó en la corteza
Los signos implacables de la desilusión.
Fueron mis esperanzas de conquistar altura
El plato de lentejas de un moderno Jacob,
Y mientras mis raíces arañaban las rocas
Dientes amarillentos rasgaban mi verdor.
Pero seguí hacia arriba dentro del bosque huraño
Para nutrir de oxígeno mi vegetal pulmón;
Hasta que cierta tarde iluminó mi copa
La lumínica esencia de la gracia de Dios.
Y unos ojos flamígeros derritieron mi nieve.
Y un contacto sedeño mi corteza pulió.
Y una sonrisa clara me estremeció de trinos.
Y unos cabellos rubios me bañaron de sol.


Poema Reverdecer - Luis Mario